Ignorancia óptima

ignorancia óptima o “inexactitud apropiada” es un principio introducido por Robert Chambers , en el marco de su propuesta de diagnóstico rural rápido (rapid rural appraisal). El principio nos ayuda a evitar caer en la trampa de querer acomodar la realidad a nuestros métodos científicos o procedimientos administrativos. Esto hace referencia a no intentar medir lo que no se puede medir, y a practicar la flexibilidad.

El principio parte de una creencia muy pragmática en la planificación y el desarrollo, la cual establece que “aproximadamente adecuado es mejor que exáctamente inútil”. Ello nos permite poner la atención en la relación costo beneficio que implica cualquier proceso de análisis territorial y evitar gastar una serie de recursos técnicos, financieros, logísticos, tiempo y trabajo midiendo más exáctamente que lo necesario. Implicitamente Chambers nos empuja aquí a recordar continuamente los objetivos de nuestra investigación o diagnóstico y a analizar la relación entre estos objetivos y los medios que tenemos a disposición o nos encontramos por el camino. Obviamente este enfoque flexible es muy diferente a aquel enfoque auditor que está más interesado en el cumplimiento del procedimiento puro y sus actividades predeterminadas que en los objetivos del análisis territorial.

Al mismo tiempo los diagnósticos rápidos corresponden a enfoques de planificación contemporánea abiertamente contrarios a aquella planificación exhaustiva, que se expresa muchas veces en 95% de diagnóstico y 5% de propuesta.

Otros principios no menos importantes de los diagnósticos rápidos son: “eliminar distorsiones” (comunes en los procesos de investigación rural cuando los investigadores solo llegan a sitios que tengan carreteras u hoteles y sean seguros), “hacer visible la pobreza” (muchas veces escondida), la “triangulación” (validar la información a través de diferentes fuentes y técnicas), entender la investigación como proceso de aprendizaje compartido entre los investigadores y las comunidades rurales, y estrechamente ligado a lo anterior, entender la investigación como proceso dialógico de aprendizaje.

Fuentes:

Campbell, J., 2001: Participatory rural appraisal as qualitative research: Distinguishing methodological issues from participatory claims. Human Organization.

Chambers, R., 1991: Participatory Rural Appraisal (PRA): Challenges, Potentials and Paradigm, World Development 22:1437-1454.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s